La financiación privada para pymes gana terreno

Las pymes necesitan ayuda financiera y los bancos cerraron el grifo del crédito hace años. Gracias a eso nacieron figuras como el capital riesgo, el capital privado, los Business Angels o el crowdfunding. Estos instrumentos financieros tienen el objetivo de apoyar a las pequeñas y medianas empresas. La necesidad de financiación es de tal calibre que ahora los inversores privados ven una nueva oportunidad de negocio en este mercado.

El capital riesgo ya lleva trabajando varios años con fondos de este tipo que invierten millones de euros en proyectos empresariales. Estas pymes les generan a medio o largo plazo un retorno de la inversión suficiente para seguir apostando por este mercado.

Apuesta decidida

Hasta hace unos años, el 80% de las empresas acudía al banco para obtener un préstamo. Ahora esos términos han cambiado. Desde EEUU se está impulsando una ola de financiación privada hacia Europa.


Favorece la concentración

Además, la concentración bancaria en España ha favorecido a que florezcan este tipo de inversores. Este hecho ha ayudado a que las pymes tengan que optar a otros actores del mercado. Al ser tan pocos bancos es fácil quedarse sin financiación.

Muchas pymes buscan ayudas públicas a través de las administraciones. Ahora la UE quiere ayudar a través de sus distintos fondos para pymes, pero cada vez más compañías buscan ayuda en el sector privado.

La financiación privada para pymes gana terreno