Cómo evitar el embargo de mi casa

Existen soluciones para evitar el embargo de una vivienda, pero para ello se debe de actuar con celeridad, tomando decisiones mucho antes de verse sin dinero para pagar la hipoteca.

Lo primero que tenemos que hacer es dirigirnos de inmediato a la entidad financiera o acreedora, donde tenemos contratada nuestra hipoteca o credito para, de manera amistosa, buscar una salida satisfactoria que convenga a nuestras necesidades. El acreedor siempre le va a resultar más beneficioso ayudarnos a encontrar una manera de pagar la hipoteca y evitar el embargo que engrosar su lista de clientes morosos.

Soluciones a medida

Entre las diferentes salidas que se pueden acordar para evitar el embargo de la casa, está la de prolongar el plazo de la hipoteca, negociando el pago de una mensualidad menor que se ajuste a nuestras posibilidades o llegar a un acuerdo para obtener un periodo de carencia, durante el cual solo haríamos frente al pago de los intereses.

Cómo evitar el embargo de mi casa